Somos lo que comemos… un cliché  muy utilizado y apetitosamente cierto.

  Mi madre últimamente a salido con esta frase: No llegaras ni a las cuarenta si sigues comiendo esa cantidad de grasa y morirás joven. Y aunque me hace mirar dos veces lo que estoy comiendo, vuelvo a darle otro pequeño mordisco que poco a poco y tal vez con algo de rapidez llego a terminarlo, obteniendo un estomago satisfecho de dicha comida. Pero ¿realmente nos hemos alimentado? Una hamburguesa chorreante de una infinidad de cremas, ¿es comida? La respuesta es tan clara como que morire a los cuarenta como dice mi madre.

Esa deliciosa comida que nos hace agua la boca en realidad es solo basura. SI,es tan placentero comerla. SI, el simple hecho de hablar sobre ella hace que mi estomago ruga en notoria exigencia de darle algo para que sacie su hambre con una que otra de dicha comida basura… Tal vez una gaseosa y una pizza personal o invitarle un pollito a la brasa a mi amiga para no sentirme tan culpable luego.

Si somos lo que comemos y un día despertamos siendo, una pizza, una alita o unos ricos tacos. ¿Seguiriamos comiendo tales alimentos?

Conociendo a los peruanos posiblemente veamos unas piernitas de pollo devorando uno que otra milanesa.

Cuando pienso en comida, automáticamente mi mente viaja hasta encontrar algo de esa deliciosa comida. Debe ser un habito, ya que mi madre suele darme lentejitas los lunes sin falta y un buen pedazo de ensalada que ni una tortuga podría terminar. Tengo la suerte de que mi madre tenga esa preocupación por la comida que ingerimos pero ¿que pasa con los que no tienen unos padres, tíos,abuelos o alguien que nos inste a comer saludable?

¿Que pasa? Pues, les presento a Pepito la hamburguesa extra grande con problemas en el corazón y a Martita la doña gaseosa con una gastritis aguda.

Lo que mas me fastidia es que si todos nosotros sabemos lo dañino que son estas comidas, pero aun así seguimos ingiriéndolas. ¿Por que? ¿ Porque se las damos a nuestros hijos?

Debemos de tomar conciencia que todo lo que comamos nos define, nos hará saludables o todo lo contrario. Darse sus gustitos no es un delito, todo con propiedad y medida no es malo.

” La Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos está considerando seriamente obligar a los restaurantes de ese país a incluir en sus cartas el mismo tipo de información nutricional que suele encontrarse en los empaques de alimentos. Calorías, porcentajes de grasa, sodio, proteínas, etc.” Toda esa informacion es importante para nosotros, y deberíamos ponernos al tanto de todo ello, tenemos que estar conscientes de lo que comemos. Es una tarea importante, para nosotros y todos los que nos rodean.

Aquí les dejo un vídeo en una campaña estadounidense que llama la atención a los padres sobre la mala alimentación que algunos pueden dar a sus hijos y así crear toda una cadena de consecuencias a lo largo de su vida.

Bibliografia:

http://www.larepublica.pe/04-07-2012/consumo-de-comida-chatarra-en-el-peru-se-multiplico-en-los-ultimos-20-anos

http://elcomercio.pe/opinion/mirada-de-fondo/fda-y-ahora-quien-podra-defendernos-franco-giuffra-noticia-1776279

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s